La Laguna Alada

Fue en un ensueño que imaginé cuatro momentos: hacer una cesta, teñirla con barro, deshacerla, y hacer otro tejido con el mismo hilo. Este ciclo se transformó en una deriva improvisada, entre unas preguntas oscuras que me guiaron hacia la humedad, y otras que suben hasta ahora, como las burbujas del aire que dejo escapar en el nado.

 

Quería tanto sentir la humedad de la cuenca del amazonas.

Al norte del continente, al otro lado de la cordillera, el agua satura los ríos y la tierra. Y el agua llama a más agua, que se mueve sobre la selva en ríos voladores que viajan desde el atlántico hasta chocar con Los Andes. Apretada contra la cordillera, el agua nutre las nacientes de los ríos y se devuelve para humedecer el centro oriental del continente.

 

Qué caudal aéreo alimenta mi pasado? Cuándo y en qué latitud se aprieta contra Los Andes? Intentaba tocar algo antiguo, volver a un comienzo, recordar algo olvidado. Y observar cómo inicia un inicio. Empecé a tejer con la primera técnica que aprendí, que me enseñó mi abuela. Entonces tejí una cesta con cuerda de algodón en punto básico de crochet, un tejido circular y espiralado. Me metí adentro y me quedé ahí.

adentro de la cesta.jpg
20220404_124008.jpg

Le dí espacio a la experiencia de tocar el momento difícil de la desintegración, de lo podrido, de lo que muere y se deshace en sus formas conocidas. Nadé en lagunas de Brasil llenas de bichos, en una zona que es entrada al Amazonas, cercana a las tierras bajas de Bolivia. Y de una de sus orillas saqué barro para teñir la cesta. Un barro que se forma debajo de la capa de hojas que caen de los árboles, cuando las raíces y las hojas se convierten en una presencia limosa gris marrón, a medio camino entre lo vegetal y lo mineral. La cesta dejó de ser blanca, para ser oscura. A la orilla del atlántico nordestino la destejí y volvió a ser cuerda. Con un grupo de artistas jóvenes de la ciudad capital de Paraíba deshicimos las cuerdas, y con esos hilos gruesos hicimos ovillos que traje a Chile para hacer otro tejido.

 

El hilo oscurecido que flota mientras se tuerce me recuerda al Chile central, donde el desierto es disimulado por prados de césped y árboles que sobreviven gracias al privilegio del riego automático, y de la humedad sólo queda el recuerdo. Porque la tierra siempre recuerda.

El tejido que cae en la sala reúne dos estructuras de tejido: gasa vuelta y tejido plano, que se organizan para dejar aparecer el hilo oscurecido de la cuerda teñida, flotando junto a la gasa y su transparencia. Se dice que en la cultura chancay se tejían gasas para usos funerarios, usando hilos torcidos a la izquierda que tienen propiedades rituales[1]. La torsión, como momento y como fuerza, se revela como un principio en la obra, aquel que permite la creación de un hilo.

 

[1] Awakhuni, tejiendo la historia andina, Carole Sinclaire A, Soledad Hoces de la Guardia Ch, Paulina Brugnoli B. Museo de Arte Precolombino. Santiago, 2006.

esta si.jpg

Video 13:36 min. Registro del proceso de los estadíos previos de la obra, principalmente durante el viaje a brasil.

Edición y postproducción: Héctor Godoy Medina. 

Diseño sonoro: Espectral Sonido

La Laguna Alada (2022)

Tejido en gasa vuelta y tafetán, hilado de algodón

y cuerda de algodón teñida con barro

94 x 350 cm.

Agradecimientos

 

A quienes me apoyaron e hicieron posible mi deriva por brasil:  Programa Pororoca (são paulo, br.), Residencia Arapuca (paraíba, br). Serge Hout, Valquiria Farías y todos los participantes del 2° Encuentro Movimiento. A Dandara Valadares, Marie Vasconcelos Valladares, Rozauro Oliveira dos Santos, y Vinicius Da Silva Santos.

A Chirlane Nobre Belo, Alessandro Amorim y sus amigxs y familia.

A Silvana Marcondes y Marina Alegre. A Raquel Freire desde Perú.

Y a quienes apoyaron el trabajo en Santiago: Anaí Rabanal, Paulina Brugnoli, Ana Iraizoz Irala, Amaranta Espinoza, Paz Marín, Jocelyn Quiroz, Victor Cofré, Diego Asenjo, Daniela Álvarez, Fátima Vélez y el equipo del MAC QN.

>>> Procesos de creación y deriva para llegar a La Laguna Alada <<<

¿Cómo es que una vasija se transforma en un tejido?

o también:

¿Cómo la propia subjetividad se transforma en intersubjetividad y en sensación de red -humana y no humana-?

En el tiempo de la Muerte que se abría bajo nuestros pies y entremedio del aire, senti una necesidad de hablar con ella, tocarla, hacerle preguntas imaginarias, escuchar su susurro, observar cómo y con quién ella conversa, cuál es su regalo, qué luz es la que trae consigo, y cómo teje y remenda su manto. ¿Cómo nos cobija y cómo nos desnuda? ¿Quién es su compañera más cercana, sin la cual no podría cortar sus hilos?

Y entonces: ¿todas las hebras son hiladas nuevamente para seguir contando nuestras u otras historias?

IMG_4071.jpg
IMG_4075.jpg
IMG_4073.jpg
IMG_4072.jpg

Una vasija como un útero

                                    una piel

                                           una mente

                                                   una casa

                             

                               ¿cuánta intimidad necesitamos para generar

  y regenerar los procesos vitales?

"el tiempo (cíclico) se sustenta en la armonía de los contrarios"

"la muerte acaba con el tiempo humano, no así con el tiempo del espíritu, que es el tiempo de la naturaleza, infinito"

 "Una aproximación al tiempo, el pensamiento filosófico y la lengua mapuche", Elisa Loncón Antileo.

"... espacio de lo interior del mundo"

"los khurus siempre están haciendo sus wawas"

"la actividad principal de los khurus es engendrar"

"un tiempo espacio donde la vida se multiplica con profusión pero sin diferenciarse aún"

"Mito e imágenes andinas del infierno"

Verónica Cereceda

20201215_130415.jpg
20201215_135802.jpg

>> TEJER LA CESTA <<

Residencia artistica en la Casa da Pau Brasil, são paulo - 15/junio al 30/julio 2021

Inicio la producción de la obra en esta residencia. Inicio el tejido de una cesta con 30 m. de cuerda de algodón. La tejo con un punto básico de crochet, la primera técnica de tejido que aprendí, con mi abuela materna. En el proceso y el diálogo con la casa y sus habitantes, surgen dos ejercicios paralelos: la exploración de movimiento para entrar y salir de la cesta; y la estampa con barro de vasos, tazas, posillos, ollas, sobre tela, y de esta manera comienzo a probar las plantas que me servirán para teñir la cesta después. 

Hacer objetos es hacerlos crecer, dentro de un campo de fuerzas compartido entre el hacedor y el mundo. Así, el hacedor encaja sus propios flujos de fuerza, con los de los materiales, implicándose en una relación improvisada, rítmica y generativa.

Tim Ingold en "El textil Tridimencional, la naturaleza del tejido como objeto y sujeto", Arnold y Espejo.

20210606_115708.jpg
IMG-20210530-WA0013.jpg
20210527_223214.jpg

“osea hay una cosa muy hermosa con cada objeto, y cada uno es un universo, si?... Este rosadito con azulito y es más pequeño, pero es! si? Y merece respeto”

María Teresa Hicapié hablando sobre su obra

"Una cosa es una cosa"

"...es una exploración del habitar esta o cualquier casa, la importancia de la comida como un espacio que nos da un cuidado, que nos reúne y vincula, que es cultura, lugares, historia, disfrute...

también estas imágenes me evocan órbitas planetarias, burbujas, o vínculos humanos, si pensáramos que cada persona es un círculo o esfera...

... es una imágen que  apareció como  imaginación, como visualización interna... y entonces el llevarla afuera me va dando pistas o pensamientos para seguir pensando en cómo las subjetividades se van tejiendo para armar una red."

Apuntes de mi cuaderno.

20210531_153614.jpg
20210606_114507.jpg
20210606_142307.jpg
20210615_094826.jpg
IMG_20210615_124327_130.jpg
20210606_142348.jpg
20210615_093743.jpg
IMG_20210615_094335_692.jpg

" En el proceso de teñido con barro, aparece la relación con la luz.

¿podemos pensar la luz como un hilo? en relación a la verticalidad que comparten, o más bien, la verticalidad que nosotxs percibimos en la luz y en el hilo... y esa verticalidad es lo que permite conectar cielo y tierra.

La máxima luz y la máxima oscuridad, como pares que dialogan...

¿cómo dialogan? "

Apuntes de mi cuaderno.

Para teñir con barro hay distintos procedimientos, el que yo estoy usando es el que conozco de la tradición del pueblo shipibo (Perú) y del bogolan (Mali, Africa). Donde primero la fibra o la tela es sumergida en un baño de tinte, de una planta que tenga alto contenido de tanino. El tanino es una sustancia presentes en las plantas, y que en el proceso de teñido ayuda a fijar los colores en la fibra.

Después del baño, la fibra se deja secar al sol, donde reacciona a la luz. Y luego se sumerge o se pinta con barro. 

lleno vacio.jpg

Y entonces, cada recipiente natural o creado por humanxs, tiene la característica de poder llenarse y vaciarse.

Tienen esa cualidad de  recibir y de dejar ir.

Y en ese ritmo, permitir que la vida continúe desenvolviéndose.

"se me está deshaciendo la piel"

 Apuntes de mi cuaderno.

El proceso de crecimiento o desarrollo de un textil, tiene la particularidad de poder deshacerse para poder hacer ajustes.

De una manera similar, en el tejido a telar, se usan o se crean estructuras temporales para poder tejer - por ejemplo las illaguas/jiyotes/lisos-, que luego son deshechas una vez que se termina el tejido. Hay entonces una relación estrecha con el deshacer como una manera de hacer, de llegar, o de crecer.

El crecimiento no es lineal.

Haciendo la cesta deshice varias veces el tejido, para encontrar la medida justa de una pieza que se ajustara a mi cuerpo.

>> TEÑIR LA CESTA <<

Cujubim, comunidad riberiña, Rôndonia, Brasil - 2 al 28 de julio 2021

Receta para mordentar una fibra q será teñida con barro, desarrollada en cujubim:


- hojas de guayaba
- corteza de barbatimão
- cascara de banana

Si es epoca de secas y las hojas de guayaba tienen mucha tierra por el polvo de los caminos, lavarlas. Luego se pone todo junto en una olla con agua y se cocina, tipo 20 min. Al otro día, colar y dejar solo el agüita de mordiente. Sumergir la fibra y dejar secar al sol. Se puede repetir varias veces esta parte. Y luego ya está lista para pintarla o teñirla con barro.

mapa rondonia.jpg
--- IMG_4382.jpg
IMG-20210809-WA0003.jpeg

Corteza de barbatimão 

IMG_4484.jpg

Cesta mordentada, lista para ser teñida con barro

IMG_4495.jpg

Proceso de estampa de la base de la cesta. Intento de registrar su tamaño

y circularidad 

IMG_20210806_112117571.jpg
hvjhv.jpg
blanco.jpg
esta.jpg
IMG_5287[1].jpg
poniendo barro.jpg
IMG_4511.jpg
blanco.jpg